Es una de las noticias más felices de los últimos días en el teatro. Todo el ámbito musical festejo la noticia con respecto a la vuelta de “A Chorus Line” a la cartelera 2021 de Buenos Aires.


La vuelta es un hecho, confirmada por Rimas Producciones donde Florencia Masri y Ricky Pashkus apuestan al género desde hace tiempo.
El estreno está previsto para el mes de enero en el Teatro Astral y todo indica que será el mismo elenco que en el 2019, con algunas sorpresas.

Hace 2 años la obra estrenó en el Teatro Maipo para después tener una temporada en el Metropolitan. Los primeros meses estuvo primera en taquilla generando muchas expectativas en sus productores y hacedores.
Esta vuelta no es una vuelta más teniendo en cuenta el contexto en el que estamos actualmente. “A Chorus Line” es el primer musical confirmado luego de la cuarentena obligatoria y el cierre de los teatros. Esta vuelta es un triunfo y una celebración. Ricky Pashkus cumple una vez más su sueño, él vio la obra en Broadway en su revival del 2006 y ahí mismo se prometió traerla a Buenos Aires. “Estoy feliz, veníamos pensando en Rimas que obra hacer y volvimos por este primer amor” dice Ricky entusiasmado.

Por Guido Zaffora

Es uno de los clásicos del Teatro Musical y ha logrado records de taquilla y de permanencia en Nueva York

La obra cuenta un grupo de bailarines y bailarinas que luchan por cumplir sus sueños. Sus puntos fuertes, sus debilidades, sus emociones todo esta puesto en este proceso de audición que se muestra en la obra.

Es uno de los clásicos del Teatro Musical y ha logrado records de taquilla y de permanencia en Nueva York, desde su esteno con 6137 funciones a lo largo de 15 años en cartel y con más de 40 millones en ganancias.

En el año 1997 “Cats” le saco el trono de la obra con más trayectoria en Broadway y después fue “El Fantasma de la Opera”.

“Un claro sentimiento son sus pasos a bailar, un mágico momento es mirarla pasar, una sonrisa y al mundo veras cambiar y nunca más sentirás un placer igual” volverá a sonar en un final apoteótico en el Teatro Astral con aplausos y un público ansioso de volver a vibrar con el teatro.