«CASI NORMALES ES EL DESAFÍO MÁS GRANDE DE TODA MI CARRERA»

“CASI NORMALES ES EL DESAFÍO MÁS GRANDE DE TODA MI CARRERA”

Natalia Cociuffo es una de las artistas más talentosas de su generación y este verano lo demuestra en su nuevo desafío, ponerse en la piel de Diana Gutmann en la multipremiada y exitosa Casi Normales.

El 1 de enero del 2022 se estrenó esta nueva versión en el Teatro Neptuno de Mar del Plata, y justamente coincide con el festejo de los 10 años de la obra en Argentina.


Natalia arrancó su carrera muy joven, vino desde su Córdoba natal, y se ha dedicado al musical con pasión y alegría. Protagonizó la ultima versión “Chicago” donde se metió en la piel de Roxi Hart, además hizo “Mamma Mia”, “Los Monstruos”, “Camarera”, entre otras.
Este verano es especial para ella porque siempre tuvo el deseo de hacer “Casi Normales”. “Es uno de los roles que anhelaba y había quedado pendiente en mi carrera” arranca Natalia. “Después de hacer personajes tan fuertes, como Los Monstruos o Chicago, tenía ganas de desafiarme” confía.

En el año 2011, La Cociuffo no audicionó para Casi Normales porque había quedado en Mamma Mia. “Después vino Por Amor a Sandro, y siempre me quedo la espina de hacerla” confiesa. Fue espectadora y aplaudió cada versión que se hizo. “Cuando la iba a dirigir Vale Ambrosio, sé había pensado en mi y después no se dio” y siempre la vida tiene revancha y ahora llego el turno en esta nueva temporada de Mar del Plata. Es la primera vez que la obra hace temporada en una ciudad que no es Buenos Aires, el año pasado se pensó en una gira para la pandemia la frenó, es posible que este año se retome esa idea. “Cuando me llamaron para esta temporada, ¡Imaginate!” cuenta emocionada. “La preparé en un tiempo record” cuenta entre risas y nervios. Este musical dura 2horas y mucha responsabilidad de todos los personajes. “Para mi es enorme el rol, cada noche estoy tratando de entenderla y asumir el compromiso, quiero darlo todo” además agrega “Es muy complejo, la partitura musical tiene todos los estilos vocales, lirico, la voz mixta, la voz rock, es impresionante”. Además, Diana es una mujer bipolar y el desafío actoral es aún mayor, “De todo lo que me tocó hacer es el personaje más difícil” concluye.

 


Natalia a lo largo de los años, y con muchos premios en su haber, se convirtió en una de las elegidas del Teatro Musical, su trayectoria y el cariño de sus compañeros y colegas lo avalan. Este es un momento de plenitud y le llega este rol con la madurez artística que lo requiere. “Tengo miedo y a la vez pienso ¡que lindo que me este pasando esto a mi” cierra Natalia feliz y a punto de arrancar una nueva función en la ciudad feliz.