KINKY BOOTS ESTRENA SU SEGUNDA TEMPORADA EN MADRID

TIAGO BARBOSA, DANIEL DIGES Y ANGY FERNÁNDEZ

Las estrellas de Kinky Boots en Madrid

 

Por Tatiana Bosch

Fotos: Fabián Morassut 

Los talentosos artistas dan vida a Charlie, Lola y Lauren en Kinky Boots España. Multifacéticos, su energía traspasa la cuarta pared abriéndose camino en un mundo difícil; frescura necesaria en tiempos de cambio.

 

“Empatía, respeto, reinvención, sé tú mismo y no permitas que te digan como ser”. Así definen Diges, Barbosa y Fernández, la obra musical que protagonizan y que acaba de re estrenar en el Teatro Calderón de Madrid. 

 

Tati Bosch: -¿Qué significa el teatro musical para ustedes?

Daniel Diges: Es la mejor y más completa expresión artística que se ha inventado.

Tiago Barbosa: Una bendición; la posibilidad de enseñar y maximizar todo lo que sé hacer y vengo estudiando hace mucho tiempo. 

Angy Fernández: Luz, color, emoción, todo lo que me gusta en uno. Es sacrificio, unión y aprendizaje diario.

 

Tati Bosch: -Kinky Boots llega en un contexto difícil, ¿por qué creen que es importante una obra así hoy en día?

DD: La gente está cansada de ser juzgada por ser quien quiere ser, y el que viene a ver Kinky se siente identificado con el mensaje y sale con la motivación suficiente para convertirse en esa persona que realmente es. 

Tiago B: Porque habla sobre temas esenciales y actuales como respetar las diferencias, entender el punto de vista de otra persona, generar oportunidades para otras personas, vivir cosas nuevas, y amar sin mirar los defectos. 

AF: Hemos avanzado, pero no tanto. Siempre es necesario contar verdades: lanzar un mensaje, emocionar con él, y despertar a la gente que aún no despertó.

 

TB: -¿Con qué aspectos de Lola, Charly y Lauren se sienten identificados?

Tiago B: Al igual que Lola sé quién soy, lo que he vivido y a dónde voy. Y de Charly me veo reflejado en qué siempre tengo que tener un plan B, renovarme y empezar de nuevo. 

DD: Con Charly en su entusiasmo, aunque en cierto modo energéticamente creo que me parezco más a Lola que a Charlie (risas). Yo tengo esa energía de decirlo todo con una sonrisa en la cara y con bromas. 

AF: Con Lauren me siento similar en que no se calla nada. De Lola, me identifico con su empatía y su amor, y de Charly en que quiere cambiar y ser mejor persona.

 

TB: -Tiago y Dani, sus personajes tienen una relación muy especial, ¿cómo hicieron para que se vea real sobre el escenario?

DD: Fue un trabajo en equipo en el que descubrimos grandes aspectos en común y muchísima armonía. Encontramos un gran camino escénico juntos, y nuestras energías a la hora de trabajar son bastantes similares. Somos muy trabajadores, damos absolutamente todo sin dejarnos nada en la mochila y eso se nota.  

Tiago B: Dani es una persona que tiene mucha empatía y amor. Él es alegría, juventud, es muy eléctrico, y yo soy más serio, más centrado, y eso hace que nos complementemos. La combinación funciona. 

 

TB: -¿Cómo se prepararon para crear estos roles? 

AF: Me fijé en la actriz de Broadway, pero me dieron mucha libertad. Lo importante es escuchar al otro, entender y disfrutar. 

DD: Charly es un personaje que me vibra mucho. Tuve que meter un subtexto muy potente para todas las escenas más duras. El trabajo más fuerte fue el trabajo de texto, cuidando cada palabra que digo con la intención y la emoción adecuada. 

Tiago B: Durante los ensayos me despertaba a las cinco de la mañana para mirar documentales en You Tube sobre el proceso de transformación de las transexuales. Miraba mucho a Angélica de Pose, Gisele Bündchen, y Naomi Campbell. Además, como soy muy masculino, pedí a la producción ensayar usando la ropa de Lola así podía ir experimentando los cambios. Me pintaba los labios, usaba botas, y corpiño; necesitaba verme chica. 

 

TB: -Cuéntenme sus rituales antes de salir a escena.

Tiago B.: Hago vídeos haciendo lip sync en mi IG, me echo perfume. En realidad, cuando salgo como drag no hago mucho, solo me miro y tengo que sentirme guapísima. Me pongo crema. Es un ritual fememino creo (risas). Al salir como Simón hago muchas flexiones para entrar sin camisa y estar maravilloso.

DD: Hago ejercicios de respiración para salir conectado y tranquilo. 

AF: Un poco de música, spray de propolio, caramelo de jengibre y al escenario.  

 

TB: -¿Y el clima del backstage?

DD: El equipo es espectacular, mis compañeros tienen una energía tan positiva que da gusto ir día a día a trabajar. Me gusta ese afán de superación y esas ganas de seguir adelante pase lo que pase. Es algo mágico lo que pasa detrás.

AF: Hay mucho amor y ganas de seguir adelante. 

Tiago B: Se siente una gran conexión de equipo. Es una compañía con muchas ganas y talento. Está siendo un gran privilegio compartir con personas tan humanas, sensibles y disponibles para que todo funcione con tanta calidad.

 

TB: -Todos tienen años de experiencia, ¿qué sienten que les aportaron esos años de vivencias?

Tiago B: Nada me ha venido regalado, no he tenido padres que hayan podido invertir en mis sueños y esto hace que el estar arriba de un escenario sea siempre una bendición; el poder trabajar en algo por lo que luché tanto tiempo.

AF: Todo suma y me queda muchísimo por aprender. Es una profesión difícil y siempre estamos en examen. Aprendí que hay que cuidar mucho tu cabeza para seguir adelante y dejarse llevar más. 

DD: A cada personaje que hice le he quitado un trocito y me lo he quedado; cada experiencia artística me ha aportado todo lo que soy. A medida que pasa el tiempo tengo más herramientas y eso es maravilloso para crear personajes, para crear otras vidas. 

 

TB: -Imagino que también hubo momentos desafiantes…

Tiago B: Mi desafío más grande en mi carrera hasta el momento ha sido Lola. También una vez que estaba trabajando en el Rey León en Brasil: salía en los medios, mi cara estaba en el subte, y mi mamá estaba enferma, pero seguía trabajando. En ese momento me plantee dejar todo y volver a la favela, pero luego decidí que no, que yo iba a cambiar la historia de mi familia. Esa dicotomía fue uno de mis mayores desafíos. 

AF: Sin duda alguna, hacer cualquier musical. ¡Son lo más exigente!

DD: Mi carrera ha sido toda ella muy desafiante. Valjean de Los Miserables, tanto en España, como en Brasil, aprendiendo portugués sin saber del idioma; Queen vocalmente; y así te podría decir todos los personajes. Cada proyecto lo asumo como un crecimiento artístico y personal, y los tomo como si fuera lo último que voy a hacer en la vida. 

 

TB: – Yendo un poco más al plano personal, ¿se sienten personas libres? 

Tiago B: Hay tantas cosas malas que he experimentado en mi vida, pero soy muy dueño de mi ser. Nadie me ha parado, sé qui{en soy y a donde voy. 

DD: Soy quien quiero ser. Me gusta mi vida, mis hijos, mi mujer, mi familia, y eso es importante para sentirte lleno y sentir que estás haciendo lo que quieres. 

AF: En cuanto libere más mi mente, seré libre y dejará de importar tanto la opinión de los demás. Lo conseguiré.

 

TB: -Algo en lo que hayan cambiado de parecer…

Tiago B: Pensaba que trabajar en Europa significaría que no haya racismo y que no iba a tener problemas de acento, pero estaba equivocado. El racismo sigue existiendo de manera muy camuflada y la barrera del idioma (risas), prefiero no comentar al respecto. 

DD: La época en la que estuve trabajando en América tanto tiempo seguido sin ver casi a mi familia me cambió el concepto de triunfo. Aprendí que triunfar era tener a tus seres queridos cerca, que el triunfo es ser feliz con lo que haces, sea más o menos importante profesionalmente.

AF: Antes comía animales y ni lo pensaba, pero me alegro mucho de haber despertado. 

 

TB: – ¿Existe la perfección? ¿La buscan?

Tiago B: Estoy siempre en búsqueda de la excelencia. Hay que intentar ser perfecto aunque no sea posible. 

DD: Es mucho más interesante la imperfección. La imperfección es perfecta.

AF: A veces sí, quiero hacer perfecto mi trabajo, pero es imposible. Lo que a ti te puede parecer perfecto para otro no lo es. Lo que hay que buscar es tranquilidad y serenidad con uno mismo y con los demás.

 

TB: -¿Qué hacen cuando no están trabajando?

AF: Voy al cine, es mi lugar favorito en el mundo.

TB: Soy un fanático del gym y la vida sana. Me encanta estar en contacto con la naturaleza. Y sobre todo, no hablar sobre trabajo. 

DD: Paso tiempo con mi familia. Veo pelis, leo, como (risas). Me encanta disfrutar de mis momentos libres tanto como disfruto de mi trabajo.